De dónde viene mi nombre

Empezaré respondiendo la pregunta más obvia y que me han hecho toda mi vida: ¿En serio te llamas así? Sí, me llamo así, es mi nombre legal y a continuación elaboro una entrevista que nunca se efectuó y que recrea la duda suscitada ante mi particular nombre, evidentemente yo soy “Kuámasi”:

X: ¿En serio te llamas así?
Kuámasi: Sí, me llamo Kuámasi, es mi nombre legal.
X: ¿Cómo se pronuncia?
Kuámasi: [ˈkwa.ma.si] Kuámasi, con acento en la primera “a”, es una palabra esdrújula.
X: ¿Y cómo se escribe?
Kuámasi: Con “K” de Kilo o Koala, Kuámasi, “i” latina al final, eso sí.
X: ¿Y de dónde viene el nombre?
Kuámasi: Bueno, ¿quieres la historia corta o la larga?
X: La larga, por favor.
Kuámasi: Ok, bien, mis padres son antropólogos.
X: ¿Ambos?
Kuámasi: Sí, los dos.
X: ¡Guao! Es decir, que se conocieron en la Universidad, ¿no?
Kuámasi: Sí, de hecho, mi papá le daba clases a mi mamá. Continúo…
X: Sí, por favor.
Kuámasi: Ok, mi padre es etnolingüista e indigenista, y trabajó muchos años en el Amazonas venezolano, estudiando y escribiendo sobre la mitohistoria de la etnia Warekena. Se escribe con “w”. Ahí fue cuando mis padres escucharon sobre el Kuámasi y les gustó el nombre.
X: O sea, ¿que tu nombre es Warekena?
Kuámasi: Exactamente, pero fíjate, el Kuámasi es un personaje mito-histórico
X: ¡Es decir que sí existió!
Kuámasi: Aparentemente, sí, y de eso estuvo investigando mi madre que es antropólogo social, pero no he indagado más sobre eso. Lo que sí sé es que es una gran responsabilidad llamarme así.
X: Pero, ¿qué significa?
Kuámasi: Kuámasi es una palabra compuesta que viene de Kuwai-ImasiKúwai, que es el creador dela Tierra; e Imasi. , que significa piel, literalmente quiere decir, La piel del Kúwai, metafóricamente quiere decir, El hijo del Creador. Algo así como González quiere decir “hijo de Gonzalo”
X: O sea que tu nombre es algo mesiánico para los indígenas.
Kuámasi: Algo así, como te digo, es mucha responsabilidad llamarse así porque es un ser sagrado para los Warekena. De pequeño no me gustaba para nada mi nombre, me fastidiaban mucho y me ponían muchos sobrenombres.
X: ¿En serio?
Kuámasi: Sí, bueno, siguen haciendo chistes con mi nombre, pero ahora estoy acostumbrado, de hecho, menos mal que me llamo así y no de otra manera. Por ejemplo, es facilísimo abrirte una nueva cuenta de correo y es divertidísimo cuando das tus datos a un policía o un vigilante.
X: ¿Y que sobrenombres te han puesto?
Kuámasi: Son muchísimos, ahora que preguntas, los estoy archivando y clasificando para publicar algo con eso.
X: Oye, gracias por la explicación.
Kuámasi: De nada, pero creo que igual te eché la versión corta, porque en la larga me extiendo con el mito del Kuámasi, y que además existe de verdad un oso marsupial en el Amazonas.
X: ¿Cómo que un oso?
Kuámasi: Sí, hay un oso que le llaman Kuámasi o Kuámati, en Baré, que es otro idioma indígena arawako, pero eso es parte de la versión larga.
X: Vale, igual gracias por la explicación.
Kuámasi: No, de nada, esto también me sirve de copy-paste para cuando me pregunten por ahí por qué me llamo así.

Para saber más sobre qué hago profesionalmente haz clic aquí